El Mundo La razón por la que los huracanes llevan nombres de personas

La razón por la que los huracanes llevan nombres de personas

Cada año se proponen 21 opciones para dar nombre a los huracanes, nombres que deben ser cortos y fáciles de recordar, que sigan el alfabeto y que alternen entre nombres de hombres y de mujeres.


Este sistema unificado no siempre estuvo organizado así y hasta 1980, los nombres eran sólo de mujeres. Pero hace más de cien años, se elegían nombres como Xerxes y Hannibal (antiguos comandantes), e incluso a veces el nombre se determinaba por el santo del día que destruía una zona específica, por ejemplo, en 1825 el huracán de Santa Ana azotó Puerto Rico el 26 de julio.


Para finales del siglo XIX, el meteorólogo australiano Clement L. Wragge fue el primero en referirse a huracanes utilizando nombres propios de mujeres. Primero se inspiró en la mitología griega y romana, pero luego usó los nombres de las mujeres de la Isla del Pacífico cuya belleza llamó su atención.


Cuando varias figuras públicas se opusieron a los proyectos de Wragge, este hombre comenzó a usar también sus nombres para las tormentas.


Wragge falleció en 1922 y su sistema cayó temporalmente en desuso, siendo sustituido por un sistema que nombraba a los huracanes por su localización, por ejemplo el Huracán Nueva Inglaterra.


Durante la Segunda Guerra Mundial, se recuperó la práctica de Wragge, con meteorólogos de la Fuerza Aérea y la Marina nombrando ciclones tropicales igual que sus esposas y novias. Y en 1945, la Oficina Meteorológica Nacional introdujo una lista desordenada y alfabetizada fonéticamente.


Fue en 1953, en los Estados Unidos, que se decidió identificar a las tormentas con nombres de mujer y para 1954 la organización del gobierno de Estados Unidos adoptó oficialmente la tradición, que pronto siguieron Australia y Nueva Zelanda.


En 1979 y tras la presión por parte de activistas por los derechos de la mujer, el Servicio Meteorológico Nacional y la Asociación Meteorológica Mundial (OMM) eligió la división de nombres de mujeres y hombres.


Cada zona del planeta que sufre huracanes, ciclones o tormentas tropicales tiene su propia lista de nombres. Además, cualquier país que se vea gravemente afectado por un huracán puede solicitar la retirada del nombre del huracán que le afectó, así ese nombre no podrá ser utilizado durante al menos los siguientes 10 años, para evitar confusiones.


Más tarde se hizo otro cambio, que las listas de nombres representaran mejor las lenguas y poblaciones donde azotan los huracanes, por ejemplo, en el Atlántico, nombres en su mayoría ingleses, en Pacífico Oriental, nombres con más representación hispana.


En la actualidad existe un comité internacional de la Organización Meteorológica Mundial, que crea la lista en la que aparecen los nombres de los huracanes que tendrán lugar en un periodo de seis años. Lista cíclica que se repite una vez que pasan esos seis años y que además excluye nombre con las letras Q, U, X, Y y Z.



Más información en https://www.elsiglodetorreon.com.mx

Fuente: El Sol de Torreon